El amor de infancia de Baudelaire: carta inédita

Charles Baudelaire de niño

En 2021 se celebran los 200 años del nacimiento de Charles Baudelaire (1824-1867), grandísimo poeta francés a menudo tildado de maldito que revolucionó para siempre la forma de pensar y escribir sobre lo mundano. A pesar de que Baudelaire no fue un niño prodigio (el principal tema de interés de nuestra página) recientemente salió a la luz una carta inédita del autor, la primera que se conserva de su correspondencia, escrita a la tierna edad de ocho años. Este testimonio inaudito de la infancia de Baudelaire nos parece digno de mención. Se trata, ni más ni menos, que de una divertida carta amorosa que, además de revelarnos el “primer amor” del joven Charles, ya contiene el spleen o la melancolía parisina que terminará por inmortalizar el autor en su edad adulta.

La carta ha sido puesta a la luz, autentificada y presentada al público por el historiador Florent Serina. Este precioso documento, que hemos tenido la suerte de tener en nuestras manos antes de que fuera depositado en La Sorbona, fue descubierto por casualidad en el archivo personal de la bisnieta del filósofo Paul Janet (1823-1899) en París. La destinataria de la carta es Cécile Desoër (1822-1909), quien años más tarde se casaría con Janet. Charles y Cécile se conocían a través de sus mutuas familias y, poco antes de que Charles le escribiera, ambos habían asistido a la boda del hermanastro de Baudelaire en abril de 1829.

Florent Serina presume, creemos que con razón, que tras coincidir en ese evento Charles y Cécile decidieron “casarse”, como tantos otros niños que imitan las tradiciones de los adultos. La carta que Charles envió a Cécile en el verano de 1829 así lo deja ver, pues se dirige a ella como a su “esposa” y firma mediante “tu marido”. Durante el período estival, la familia de Cécile se había alejado de París para instalarse en las afueras, en Orsay, y el pequeño Charles, habitante del Quartier Latin, echaba de menos a su compañera de juegos en el parque del barrio, el famoso Jardin du Luxembourg. Seguidamente mostramos una imagen de la carta y su retranscripción.

figure im2
Carta de Charles Baudelaire a Cécile Desoër, escrita en 1829 a la edad de ocho años.
Para la imagen original referirse al artículo de Florent Serina.
Ma petite femme,
T’amuse-tu ­­­­­­[sic] bien à la campagne ? pour moi je m’ennuie bien de ne pas te voir. Reviens donc bien vite afin que nous fassions de belles parties au Luxembourg. Fais mes amitiés à ma belle soeur Augustine, ne m’oublie pas non plus auprès de Fillette, et toi, ma Chère Femme, je t’embrasse de tout mon coeur.
Ton mari,
Charles.
Mi mujercita,
¿Te diviertes en el campo? En cuanto a mí, aborrezco mucho no verte. Vuelve pues pronto para que podamos echar unas buenas partidas en el Luxembourg. Saluda de mi parte a mi cuñada Augustine, no te olvides tampoco de Fillete, y a ti, mi Querida Esposa, te abrazo con todo mi corazón.
Tu marido,
Charles.

Como vemos, el pequeño Charles juega completamente el rol del marido, dirigiéndose de forma grandilocuente no solo a su “Querida Esposa” Cécile, sino también a la hermana de esta, su “cuñada” Augustine, y a la que parece que fue la mascota de la familia, Fillette. Baudelaire no duda en mostrarse melancólico ante la ausencia de su “mujercita” y compañera de juegos en el parque de Luxembourg, sitio de esas “buenas partidas” que, desgraciadamente, desconocemos de qué clase de juego eran (¿a la pelota?, ¿las canicas?, ¿los naipes?).  

File:Charles Beaudelaire by Pierre-Félix Masseau, 11 October 2006.jpg -  Wikimedia Commons
Busto de Baudelaire en el Jardin du Luxembourg (París)

De especial interés para el conocedor de Charles Baudelaire es que aparezca el Jardin du Luxembourg, escenario de tantas de sus deambulaciones por París y, como muestra la carta, hogar de sus más tiernos recuerdos de infancia. No en vano el parque contiene hoy un busto de homenaje al poeta, que tuvo que huir de la capital hacia Bruselas asediado por las deudas y con la expectativa de lograr jugosas ofertas económicas en el país vecino, con un resultado final decepcionante. Los poemas satíricos y escritos póstumos de Baudelaire sobre Bélgica, donde pasó los últimos años de su vida, muestran su relación conflictiva con un país que tildó de “palo mierdoso (bâton merdeux)” que nadie en Europa quiere tocar.

Lamentablemente, no sabemos cómo terminó la amistad entre Charles y Cécile. En 1832, Baudelaire se mudó un tiempo a Lyon y a su retorno a París no parece que pensara más en su “querida esposa”. Como hemos adelantado, Cécile se casó con Paul Janet y pasó a formar parte de una de las familias científicas e intelectuales más importantes de Francia y París. Baudelaire, por su parte, jamás se casó y tal vez incluso olvidó la tierna carta que escribió a Cécile a los ocho años. El hecho de que ella la conservara durante tanto tiempo, mucho antes de que Baudelaire fuera conocido, nos muestra la importancia que tuvo la misiva (que ignoramos si respondió) de su amor de infancia.

Saber más:


También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search